Un año y un día

16.53 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para pedidos de más de 10 euros

ISBN tapa dura: 9788499536606
ISBN rústica tipográfica: 9788498162868

SKU: 9788498979008 Categoría: Etiquetas: ,

Un año y un día de José Zorrilla es una obra teatral que se sumerge en los complejos entresijos de un drama familiar, ambientado en la isla de Cabrera, al sur de Mallorca, durante el siglo XVII. La obra se abre con una escena en una playa desierta, donde el mar se calma tras una tormenta y la noche se cierne sobre el entorno. Aquí encontramos a Don Pedro, un hombre que contempla el mar y reflexiona sobre su existencia solitaria en esta isla remota.
Lo que destaca en esta obra es la intensa introspección de Don Pedro, quien, aunque encuentra cierta libertad en su aislamiento, también se enfrenta a la dureza y la monotonía de una vida lejos de la civilización. Sus monólogos son una ventana a un alma en conflicto; aprecia la ausencia de las complicaciones sociales y legales de la vida en sociedad, pero también lamenta la falta de conexión humana y la dura realidad de sobrevivir en la naturaleza.
La acción del drama se enmarca en un escenario poderosamente evocador: una playa desierta, el mar en el fondo y rocas a la derecha. Este paisaje se convierte en un personaje en sí mismo, reflejando tanto la tranquilidad como la tormenta interna que experimenta Don Pedro. El ambiente natural, descrito de manera tan vívida, contrasta con la civilización que Don Pedro ha dejado atrás, y sirve como un espejo de su estado emocional y psicológico.
Uno de los puntos fuertes de la obra es cómo aborda la dualidad de la existencia humana, tocando temas como la libertad y la soledad, la naturaleza frente a la civilización, y el conflicto interno que resulta de estos opuestos. A través de la figura de Don Pedro, Zorrilla nos lleva a una profunda reflexión sobre qué significa ser humano, sobre la lucha por encontrar un equilibrio entre nuestras necesidades sociales y nuestros deseos de independencia y libertad.
El diálogo es riquísimo en matices, y el lenguaje utilizado es de un calibre poético que añade peso y profundidad a las emociones y conflictos presentados. En su monólogo, Don Pedro no solo debate sobre su situación actual, sino que también filosofa sobre la condición humana en general, lo que añade una capa de universalidad a su experiencia particular.
Un año y un día es una obra profundamente emocional e introspectiva que aborda cuestiones complejas de la existencia humana a través del prisma de un personaje y un ambiente ricamente dibujados. Es una invitación a reflexionar sobre la dualidad de la vida y la eterna búsqueda de equilibrio entre los opuestos que definen nuestra humanidad.

Acto I

La Escena es en la isla Cabrera, una de las Baleares. Siglo XVII.

Introducción

Playa desierta en la isla Cabrera. Mar en el fondo. Rocas a la derecha. La acción empieza al anochecer de un día de Junio.

Escena I
El mar empieza a calmarse después de una tempestad, y la noche va cerrando. Don Pedro aparece bajando por los peñascos a la playa, desde donde contempla el mar, sentándose en una piedra.

Don Pedro: ¡Esto va malo, Perico!
No es esta vida salvaje
para quien ha estado siempre
entre seres racionales.
Ello es verdad que no habiéndolos
aquí, tampoco hay percances
de escribanos ni alguaciles…,
y esto ¡qué diablo! algo vale.
Aquí nadie me pregunta
ni exige pruebas legales
que acrediten que soy Pedro,
Diego, Juan, Antonio o Jaime;
mi oficio, mi ocupación,
qué casa vivo y qué calle.
Todo eso es verdad, sin duda,
y una ventaja muy grande
para hombres que, como yo,
no gustan de que se hable
mucho de ellos: mis asuntos,
al cabo a nadie le atañen.
Pero ajustando las cuentas
en limpio, y por otra parte
viendo el negocio, es muy duro
que un hombre la vida pase
como un lobo entre las peñas,
los espinos y los árboles,
durmiendo en una caverna,
de peces alimentándose,
y esperando a que la mar
le arroje algo que le cuadre,
presa arrancada a otro pobre
por traidores temporales.
¡Oh, y el de hoy fue cosa horrenda,
hizo noche a media tarde!
Esto va malo, Perico…;
mas de la vista al alcance
flota en el agua un objeto,
dos, tres… ¡Bah! Dios te lo pague,
Levante amigo, que empujas
hacia tierra el oleaje,
Y es un barril… ¡Haga el diablo
que no sea de vinagre,
que a fe que no necesito
ácidos que abran el hambre!
¡Hola, hola, y cómo pesa!
y allí viene un cajón grande
y más allá veo un fardo
y otro barril: ¡oh, santo ángel
de mi guarda! y esto es vino,
y esto pólvora.

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm