Lo que puede una sospecha

14.48 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para pedidos de más de 10 euros

ISBN tapa dura: 9788499535425
ISBN rústica tipográfica: 9788498161076

SKU: 9788498975840 Categoría: Etiquetas: , ,

En Lo que puede una sospecha de Antonio Mira de Amescua aparece el tema tan recurrente dentro de las comedias del Siglo de oro, el papel que juegan los criados en las aventuras y desventuras de sus amos.
Con mucha frecuencia se ha afirmado que fue Mira de Amescua quien llevó a su culminación el desarrollo y la personalidad definitiva del personaje de criado o sirviente. Este autor lo convirtió en confidente y elemento imprescindible como persona del drama.
En Lo que puede una sospecha el criado actúa decisivamente sobre el destino de los otros personajes, en virtud de sus dones personales: inteligencia, experiencia de la vida, audacia y conocimiento del corazón humano de su amo.

Jornada primera

(Salen doña Inés, Fenisa, y doña Isabel con mantos.)

Inés: La dicha de conoceros
hace mi suerte mayor.

Isabel: Fianzas os da mi amor
de saber corresponderos.

Inés: Estoy tan aficionada
a vuestro ingenio y belleza
que de la naturaleza.
Con razón vivo enojada
de que me hiciera mujer
cuando os crió tan hermosa;
que es victoria poco [dichosa],
no peligrar al vencer.
Pues no importa que el agrado
y brío me haya rendido
si mi ser está impedido
de poderos dar cuidado.

Isabel: Ved que vuestras perfecciones
piden alabanza igual
y que me hacéis mucho mal
con tantas ponderaciones;
pues cuando restituíros
quiero el favor que me dais,
como todos los gastáis,
no me dejáis qué deciros.
Y os suplico, mi señora,
me hagáis merced de decirme
casa y nombre.
Inés; Prevenirme
quise a ese cuidado agora.
Doña Inés de Portugal
soy, de don Carlos hermana,
cuya estirpe soberana
debo a la casa real.

Isabel: ¡Qué sois hermana de Carlos!

Inés: Y muy vuestra servidora.

Isabel: Vuestros favores agora
de nuevo vuelvo a estimarlos.
Pues en mí vuestro decoro,
por quien sois, aplausos gana.
(Aparte.) (Y porque os llamáis hermana
del dueño que firme adoro.)
¡Fenisa!

Fenisa: ¿Señora mía?

Isabel: Desde luego me agradó
como el alma adivinó
que algo de Carlos tenía.

Fenisa: Pues, advierte, si te agrada
por si tu estado mejoras,
que buenas son pocas horas
las que tiene una cuñada.

Inés: Las ferias del nombre espero.

Isabel: Agradecidas las doy:
Hija de don Diego soy
de Meneses cuyo acero
asombro fue y maravilla
grangeando igual decoro
en Ceuta ya contra el moro
ya en los campos de Castilla.

Inés: No sin ocasión parece
que de vos me aficionaba
cuando vuestro ser me daba
a entender lo que merece;
pues vuestra casa y la mía
—los tiempos son buenos jueces—
emparentaron más veces
que el Sol da rayos al día,
y así tenemos de ser
muy amigas.

Isabel: Está llano
que el gusto que en vos gano
no le procuro perder.

(Salen don Iñigo y don Alonso.)

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm