Sin honra no hay amistad

18.18 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para pedidos de más de 10 euros

ISBN rústica tipográfica: 9788498162387

SKU: 9788498977837 Categoría: Etiquetas: , ,

Sin honra no hay amistad es una comedia de honor de Francisco de Rojas Zorrilla. Esta obra se articula alrededor de dos caballeros afectados por la deshonra de sus hermanas:

  • don Antonio, cuya hermana Inés fue raptada de su casa tiempo atrás por seis desconocidos que actuaban por encargo de un amante oculto.
  • Y Don Bernardo, cuyo honor está en entredicho por la conducta indecorosa de doña Juana, quien permitió la entrada en la casa de dos admiradores a los que ocultó en sendos cuartos.

Entre los enredos de Sin honra no hay amistad se deja entrever lo que don Antonio ignora: don Bernardo es el galán que hizo raptar a doña Inés, a quien trata con desdén pues ya ha conseguido sus favores.
Así Inés, se ve impedida de ir a buscar a su hermano, por temor a que mate a su amante y a ella misma.

Jornada primera

(Sale don Antonio, de estudiante.)

Don Antonio: Fuente clara, imagen fría
de mi triste elevación,
cristalina imitación
de toda la pena mía,
templa, vence la osadía
con que te vas a perder,
no se quiera parecer
tu raudal a mi sentir,
pues ya empiezas a morir
y no acabas de nacer.
Ese tu curso violento
no es conforme a mi rigor,
pues naciendo mi dolor,
nunca muere mi tormento
fuente, este mal que yo siento
tanto se apresta inmortal
en mi deshonor, y tal
me ayudaba a vivir esquivo,
que todo el tiempo que vivo
es porque vive mi mal.
Cuando hay ponzoña admitida
en un infeliz amor,
la violencia del dolor
es triaca de la vida,
y a tu corriente perdida
la vuelves a reducir,
tú y mi mal he de argüir
que no os podéis parecer,
pues mueres para nacer
y él nace para vivir.

(Sale don Melchor, de soldado.)

Don Melchor: Sol hermoso, luz mejor
desos orbes celestiales,
comparación de mis males,
enigma de mi dolor,
corrige el paso mayor
del curso tuyo violento,
mira que este mal que siento,
por hacerte adulación
aprendió la duración
de tu propio movimiento.
Mas ¡ay, Sol, que tú no eres
quien imitarle apercibes,
siempre te he visto que vives,
mas siempre he visto que mueres.
¿Luego tú a mi mal prefieres
con ser tu luz inmortal?
¿Luego no es tu luz igual
al mal que mis ansias crece?
Pues mientras tu luz fallece
se está encendiendo mi mal.
Sol, no puede parecer
tu curso a las ansias mías,
pues lo que anoche morías
descuentas hoy con nacer.

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm