No hay reinar como el vivir

13.22 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para pedidos de más de 10 euros

ISBN rústica tipográfica: 9788498161120

SKU: 9788498975901 Categoría: Etiquetas: , ,

No hay reinar como el vivir de Antonio Mira de Amescua nos presenta la imagen contrapuesta de! súbdito fiel, enfrentado al ambicioso de poder.
Conrado, gobernador de Sicilia, planea envenenar a la infanta Margarita, heredera del trono. Para esto necesita aliados a sus dos hijos. Carlos le manifiesta que con ello se comete ofensa contra la divinidad. Postura opuesta es la de su hermano Octavio, quien antepone la inclinación por el poder a cualquier fidelidad.
Serafina, una dama de palacio, le cuenta a la infanta Margarita los planes en su contra y trueca por agua el veneno que le estaba destinado. Luego se inventa la argucia de fingirse loca para poder seguir viviendo. Para hacer más creíble el engaño, la infanta decide mostrarse enamorada de los dos hermanos.
Carlos lo rechaza y Octavio sí acepta el falso amor de la infanta.
Al final de No hay reinar como el vivir se descubre el plan. La obra culmina con el destierro de Octavio.

Jornada primera

(Salen Conrado, Octavio y Carlos.)

Carlos: Señor, ¿qué tienes? ¿Qué mal
o qué accidente importante
perturba en tu semblante
la gravedad natural?
¿Con tus hijos callas? ¿Cuándo
tu pecho no nos dijiste?
Mucho nos prometes triste;
mucho nos dices callando.

Octavio: Siendo tú gobernador
de Sicilia, siendo el hombre
de más fortuna, más nombre,
más grandeza, más valor,
¿qué accidente, qué tristeza
puede mudar, importuna,
del estado la fortuna,
del ánimo la grandeza?

Conrado: No es tristeza ni pasión
la que veis sino cuidado
que me tiene arrebatado
mi propia imaginación.
(Aparte.) (Ya que a pensar me atreví
tan estupendos agravios,
y han de salir de mis labios
porque no caben en mí,
ya que quiero ejecutar
un terrible pensamiento,
que en el alma está violento
por salir o reventar,
¿con cuál de estos hijos míos
será bien comunicarlos?
El hijo menor es Carlos.
Tiene valor, tiene bríos
para en puestos de cuidado.
Pero inclinado a piedad,
es lengua de la verdad;
préciase de muy honrado.
Sé que Octavio es más cruel;
tiene altivo natural.
Más que al bien se inclina al mal;
pero no hay valor en él.
Ahora bien, sin revelar
mi intención, he de saber
cuál de los dos ha de ser
quien me tiene de ayudar.)

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm