No hay burlas con las mujeres

18.00 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para todos los pedidos

ISBN tapa dura: 9788499535463
ISBN rústica tipográfica: 9788496428881

SKU: 9788498975888 Categoría: Etiquetas: , ,

No hay burlas con las mujeres de Antonio Mira de Amescua es una comedia centrada en el tema del honor, específicamente en cómo las mujeres toman acciones drásticas para protegerlo. La obra captura la intensidad emocional y la complejidad ética que envuelven las relaciones amorosas y las nociones de lealtad y traición.
La trama se centra en doña Arminda, quien se venga de su antiguo amante Lope, que la ha engañado hablando de amor con otra mujer, y lo mata de un disparo. El acto de Arminda, aunque extremo, se presenta como una medida necesaria para proteger su honor, un tema recurrente en la literatura del Siglo de Oro español.
Desde el inicio de esta obra, el diálogo entre don Lope y don Jacinto establece una atmósfera de intriga y tensión, donde el honor y la lealtad se debaten en términos profundos. El diálogo es un medio eficaz para explorar la complejidad de los sentimientos y las motivaciones de los personajes. Don Jacinto, en particular, se muestra reacio a compartir su «pena secreta», lo que sugiere que incluso en amistades cercanas, el honor y la confidencialidad pueden ser cuestiones delicadas.
La obra se destaca por su exploración profunda del conflicto interno y la moralidad en el contexto de la cultura de la época, que ponía un alto valor en el honor y la reputación. El lenguaje es depurado y las emociones están descritas de manera vívida, lo que añade una dimensión adicional al drama.
Mira de Amescua no solo ofrece una trama intrigante, sino que también aporta una crítica sutil pero aguda de las normas sociales y las expectativas de género de su tiempo. La acción de doña Arminda de matar a su amante infiel es tanto un acto de empoderamiento como una condena de las restricciones que la sociedad impone a las mujeres en nombre del honor.
No hay burlas con las mujeres es una obra fascinante que aborda temas de amor, honor y venganza con una complejidad emocional y ética encomiable. La obra plantea preguntas difíciles sobre la justicia y la moralidad, y ofrece una visión penetrante de las tensiones sociales y culturales de su época. Es una lectura esencial para aquellos interesados en el drama del Siglo de Oro y en las complejas dinámicas de honor y deshonor que han influido en la literatura y la cultura españolas.

Jornada primera

(Salen don Lope y don Jacinto.)

Lope: Ni a mi amor ni a mi lealtad
debes tan cauto retiro,
cuando en tu semblante miro
indicios de novedad;
que no es amigo perfeto
quien de su amigo recela
con ardid y con cautela
el alma de algún secreto.
Esta tristeza me admira,
pues si a la pena te dejas
los labios callan las quejas
y el corazón las suspira.
¿Tienes amor?

Jacinto: No es amor
esta congoja que siento.

Lope: Pues, ¿qué tienes?

Jacinto: Un tormento
que me toca en el honor.
Por eso, de mi cuidado
no te doy parte; que ha sido
malo para referido
y bueno para callado.
Y tanto más el pesar,
y la congoja, atormenta,
cuanto es forzoso que sienta
sin poderse declarar;
que en alma de dolor llena,
por más que su mal se aumente,
no es pena la que se siente,
la que no se dice es pena.

Lope: No sé que de tanto amor
como profesamos crea
que haya recato, aunque sea
en las materias de honor.
Pues, si un alma habemos sido,
en un alma es vano intento,
dejándola el sentimiento,
querer quitarla el sentido.
Hoy, si bien se considera,
me parece más suave
una pena que se sabe
que una pena que se espera,
porque viene a padecer,
quien su mal ha conocido,
la pena sola que ha sido
y no cuantas pueden ser.
Y así juzgo más agravio,
y más causa a mis enojos,
que lo que dicen tus ojos
me esté negando tu labio.

Jacinto: Tanto, don Lope, me aprieta
tu razón y tu amistad
que fiaré de tu lealtad
toda mi pena secreta.
Ya sabes, don Lope, amigo,
que de Madrid partí a Flandes
trocando ocios de la corte
por estruendos militares.
Llegué contento a Bruselas,
besé la mano al Infante
—bizarra envidia de Adonis,
fuerte emulación de Marte—
que correrán sus hazañas
escritas por las edades
con las plumas de la Fama
en limpio bronce y diamante,
sin que borran las memorias
de sus hechos inmortales
la envidia para ofenderle
ni el tiempo para olvidarle.
Señalóme en la campaña
los gloriosos estandartes
en que militamos juntos
los dos, y en que profesaste
conmigo tanta amistad
que eran las dos voluntades
un solo gusto, una vida,

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm