Los cautivos de Argel

3.00

ISBN: 9788498979763 Categoría: Etiquetas: , , , , ,

ISBN rústica: 9788498168471


En Los cautivos de Argel Lope de Vega se inspira en la comedia de Miguel de Cervantes Saavedra El trato de Argel. Ambas obras tienen como trasfondo las relaciones entre moros y cristianos, la nostalgia por la patria, la identidad puesta en duda y defendida.
Los cautivos de Argel narra la historia de Francisco, morisco valenciano, que viaja a Argel y se convierte al Islam. Siguiendo los consejos del corsario turco Dalí allí empezará una nueva vida. La trama está llena de peripecias.
Francisco combate en la guerra del corso; mientras, Felis, caballero de la Orden de Montesa sufre los horrores de martirio. Hay también una serie de amores cruzados, propios de la comedia de enredo y la novela bizantina, entre Leonardo y Marcela.
Esta obra mantiene el interés cervantino en narrar la experiencia dolorosa de la pérdida de libertad en un país extranjero. Asimismo el anhelo de escapar y volver a la tierra natal es su tema de fondo.

Jornada primera

Sale Francisco, morisco del reino de Valencia, en su hábito, como ellos andan, y Dalí, turco de una galeota.

Francisco: ¿Dónde la dejas?

Dalí: Francisco,
en esa ensenada, o cala,
por donde el mar se resbala
a las peñas deste risco,
pienso que estará segura. 5
¿Tendré presa que llevar?

Francisco: El alboroto del mar,
y el hacer la noche escura,
a sus pueblos recogió
los pescadores; no hay cosa 10
que pueda ser provechosa.

Dalí: ¡Notable asalto nos dio!
No estuvo de zozobrar
un dedo de galeota.

Francisco: Dalí, cuando se alborota, 15
es soberbia bestia el mar.
Si antes de ayer allegaras,
hermosa prisión hicieras.

Dalí: ¿Dónde quedan las galeras
de los Orias?

Francisco: Si reparas 20
en la dicha que ha tenido
ese diestro ginovés,
con remos, alas y pies
no podrás ser defendido.
A Barcelona sospecho 25
que bajaban.

Dalí: Destas playas
nos quitan las atalayas
las presas de más provecho.
¿Cómo le va de jinetes
a la costa?

Francisco: Bien le va, 30
pero no te quitará
la fuida que te prometes.

Dalí: Más de una vez la ocasión
me ha quitado de gran presa
la roja cruz de Montesa 35
y de San Jorge el pendón.
¿Qué dicen de aquel Toledo?

Félix Lope de Vega