Las tres justicias en una

20.00 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para todos los pedidos

ISBN tapa dura: 9788411262330
ISBN rústica tipográfica: 9788498164435

SKU: 9788499532912 Categoría: Etiquetas: ,

Las tres justicias en una de Calderón de la Barca es una obra teatral que se adentra en las profundidades de la moralidad humana y la complejidad de la justicia. La obra se distingue por su visión trágica de la vida, en la que los pecados cometidos se convierten en una carga irremediable tanto para los pecadores como para quienes les rodean.
Desde el inicio, con el arcabuzazo y la aparición de don Mendo y doña Violante huyendo de unos bandoleros, la obra se sumerge en una tensión palpable que no disminuye. Mendo, un hombre valeroso, y Violante, una dama de rara hermosura, se ven acosados por unos bandoleros liderados por Vicente y Lope hijo.
La obra aborda temas como el honor, la valentía y el sacrificio, encarnados en Mendo, quien está dispuesto a dar su vida por proteger a Violante. La justicia, por otro lado, se presenta de manera compleja y matizada, y se convierte en el vehículo a través del cual se exploran las consecuencias del pecado y la moralidad.
El lenguaje es poético y la intensidad emocional se manifiesta a través de diálogos impactantes. Cada personaje tiene su propia voz, pero es a través de sus interacciones que la obra adquiere su complejidad moral. El dilema de Mendo, que prefiere morir antes que ver ofendida a Violante, y la intervención de Lope hijo, quien se siente movido a la compasión, ofrecen un rico tejido de conflictos éticos y emocionales.
Calderón de la Barca utiliza la obra para ilustrar una imagen moral y cristiana que también aparece en otras de sus obras. Esta lente teológica da un tono más oscuro y grave a la obra, colocándola firmemente en el ámbito de la tragedia.
Las tres justicias en una es una obra compleja que indaga en la moralidad, la justicia y el destino humano. A través de personajes bien dibujados y diálogos llenos de significado, Calderón de la Barca nos ofrece una historia que entretiene y nos obliga a reflexionar sobre las complejidades del bien y del mal, del pecado y la redención. Es una obra que, como muchas de las grandes tragedias, nos plantea preguntas más que respuestas, dejando al espectador o al lector con una sensación de introspección y reflexión.

Jornada primera

(Suena dentro un arcabuzazo, y salen don Mendo y doña Violante, retirándose de cuatro bandoleros que los siguen, y Vicente entre ellos.)

Mendo: Bárbaro escuadrón fiero,
ni del plomo el horror, ni del acero
el golpe repetido,
antes que muerto, me verán vencido;
porque no dan a mi valor recelos
ni el morir ni el vivir.

Violante: ¡Socorro, cielos!

Bandolero I: Si ves esta montaña,
que desde su eminencia a su campaña
al pasajero advierte
mil funestos teatros de la muerte,
¿cómo, aunque a Marte en el valor imitas,
de tantos defenderte solicitas?

Vicente: Esa rara hermosura,
que del Sol desvanece la luz pura,
hoy, con mejor empleo,
de nuestro capitán será trofeo.

Mendo: Primero que ofendida
esta beldad se vea, de mi vida
triunfará vuestra saña rigurosa.
Diga después la fama presurosa
que si no fui bastante a defendella,
bastante fui para morir por ella.

Bandolero II: Eso será bien presto.

Violante: ¡Ay infeliz!

Mendo: Pues ¿qué esperáis?

(Sale don Lope hijo, de bandolero.)

Lope hijo: ¿Qué es esto?

Vicente: En este monte hallamos
entre los laberintos y los ramos,
que inculta fabricó la primavera,
defendiéndose al Sol, de una litera
a esa dama apeada,
de pequeña familia acompañada.
Así como nos vieron,
los criados huyeron;
y solo aquese anciano es quien pretende
librarla, y de nosotros la defiende.

Lope hijo: Pues ¿cómo contra tantos, dime, piensa
no hallar tu esfuerzo inútil la defensa?

Mendo: Señor, si yo intentara
vivir, locura fuera, cosa es clara;
pero como no intento
sino morir, no es loco atrevimiento.
Y ya que tu venida
es última sentencia de mi vida,
de tu rigor a tu rigor apelo,
no te pido piedad.

(Arrodíllase.)

Lope hijo: Alza del suelo;
que el primer hombre has sido
que a compasión mi cólera ha movido.
¿Es la dama, que va en tu compañía,
tu esposa?

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm