La Magdalena de Roma

16.53 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para pedidos de más de 10 euros

ISBN tapa dura: 9788411262705
ISBN rústica tipográfica: 9788499532318

SKU: 9788499532301 Categoría: Etiquetas: ,

La Magdalena de Roma es una obra dramática escrita por el dramaturgo español del Siglo de Oro, Juan Bautista Diamante. Diamante es conocido por su habilidad para explorar temas complejos y profundos en sus obras, utilizando la dramaturgia para ilustrar y cuestionar diversos aspectos de la sociedad y la moral.
En La Magdalena de Roma, Diamante elige dramatizar un episodio específico relacionado con Santo Domingo de Guzmán, un religioso prominente en la historia de la Iglesia Católica, famoso por ser el fundador de la Orden de los Predicadores, más conocidos como dominicos.
El episodio en cuestión trata de la conversión de una mujer llamada Catalina. En la trama de la obra, Santo Domingo intenta guiar a Catalina hacia la fe y la virtud, proporcionando un contexto rico para una exploración de temas como la redención, el arrepentimiento y la gracia divina.
La elección de este episodio específico permite a Diamante explorar no sólo la figura de Santo Domingo y sus esfuerzos evangelizadores, sino también el personaje de Catalina, su lucha interna y su eventual transformación. Este enfoque en la conversión y la redención es común en la literatura del Siglo de Oro, reflejando las preocupaciones morales y espirituales de la época.
En cuanto a la elección del título, La Magdalena de Roma, es probable que haga referencia a María Magdalena, una figura bíblica conocida por su propia conversión y arrepentimiento, proporcionando un paralelismo con la historia de Catalina.

Jornada primera

(Salen con mantos Catalina, Rosaura, Porcia y Fenisa.)

Catalina: Fenisa, quita a Rosaura
y a Porcia aprisa los mantos.

Fenisa: Aprisita, porque están
los festivos aparatos
de aparadores y mesas 5
con opulencia aguardando,
para que los descompongan
los señores convidados.

Porcia: ¡Bizarro anduvo Lupercio!

Rosaura: ¡No vi valor más gallardo! 10

Catalina: Culpara yo mi elección
si no lograra el aplauso
de tener tantas disculpas
como rendirme a su garbo.

Porcia: Muchos créditos en Roma 15
logra Lupercio.

Fenisa: Y no en bancos.

Catalina: ¡Qué ligereza tan tuya!
Propio achaque de criados,
que sólo el rico en vosotras
es el mejor.

Fenisa: Y eso ¿es malo? 20
Yo quiero más a un talego
de doblones que de ochavos.

Catalina: Mi vanidad más aprecia
haberle visto arrestado
en el sangriento tumulto 25
de franceses y romanos,
que sobre las preferencias
de las carrozas trabaron
disputas por los lugares
(sin atender, enojados, 30
al respeto que se debe
tener al Sacro Palacio),
esgrimir el fino acero
mover el impulso airado
siendo ejecución cualquiera 35
movimiento de su brazo,
todo relámpago el ceño,
trueno el brioso aparato,
y finalmente ruina
el efecto reparando 40
que en estruendo, en amenaza,
en ejecución vibrados,
se vieron en su valor
trueno, relámpago y rayo;
que fue verle combatida 45
roca de vientos livianos,
bajel corpulento a lentas
ondas, muro reforzado
a tibios golpes; y en fin,
verle a cobardes asaltos 50
de desmayados estorbos
muro, bajel y peñasco.
Digno es de mi amor Lupercio,
a pesar de los contrarios
que, envidiosos de sus dichas, 55
se oponen a sus aplausos.
Yo le elegí, persuadida
de su valor, entre tantos
como osadas mariposas
en mis ojos se abrasaron; 60
solo él vive en mi memoria,
y mi espíritu bizarro
no echa menos, con él solo,
los rendidos holocaustos
de los muchos que a mi altar 65
víctimas sacrificaron.
Y no os parezca, Rosaura
y Porcia, que en esto hago
más de lo que es justo, pues
mi corazón abrasado, 70
sediento de ardientes triunfos,
se viera mal empleado
en uno de éstos —alcorza,
todo pulido y peinado,
muy sahumada la melena 75
y muy teñidos los labios
con cera y con palomina—
que aunque me han querido hartos,
me he descartado de todos,
amigas, considerando 80
que en tales hombres tuviera
mi tocador nuevos gastos.
Viva Lupercio en mí, y mueran
todos los afeminados.

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm