La gran Semíramis

16.00 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para todos los pedidos

ISBN tapa dura: 9788411266659
ISBN rústica ilustrada: 9788490075197
ISBN rústica tipográfica: 9788496428539

SKU: 9788498976489 Categoría: Etiquetas: , ,

La gran Semíramis de Cristóbal de Virués es una obra que se sumerge profundamente en las pasiones humanas, el conflicto y los dilemas morales, todo ello enmarcado en un contexto de tragedia y épica. Estrenada en Valencia a finales del siglo XVI, la obra es un ejemplo destacado del teatro español del Renacimiento, y particularmente de la tradición de las tragedias que exploran los aspectos más oscuros y complejos de la condición humana.
Desde el principio, la obra se adentra en un terreno emocionalmente intenso. La escena inicial nos presenta a Menón, un guerrero en medio de una batalla, que se ve dividido entre su deber en el campo de batalla y su amor apasionado por Semíramis. Este dilema emocional y moral, que enfrenta a la gloria y el deber contra el amor y la devoción, forma el núcleo emocional de la obra y establece el tono para los conflictos que seguirán.
La obra destaca por su uso de un lenguaje poético y florido que sirve para elevar las emociones y los conflictos a un nivel casi mítico. Las imágenes del «fiero son del temeroso asalto» y «los eternos estrellados techos» aportan una riqueza visual y conceptual que engrandece la escena y subraya la importancia de los eventos que se están desarrollando.
Semíramis, por su parte, es una figura fascinante en este drama. No es simplemente un objeto de deseo para Menón; es una mujer de fuertes emociones y deseos propios. Su diálogo con Menón es una especie de competencia emocional, donde ambos personajes intentan superarse mutuamente en declaraciones de amor y devoción. Esto añade una capa de complejidad a la obra, al demostrar que las mujeres también tienen agencia y emociones profundas en este mundo dramático.
Un aspecto notable de la obra es su empleo de recursos teatrales clásicos, como el uso del coro. Este elemento añade una capa de reflexión y comentario sobre los eventos en el escenario, y conecta las emociones individuales con temas más universales, como el destino, la moralidad y la condición humana.
La gran Semíramis es una obra intensamente emocional y compleja que se adentra en los recovecos más oscuros del alma humana. A través de personajes ricos y un lenguaje poético, Virués crea un mundo en el que las pasiones humanas se enfrentan a dilemas morales y éticos, todo ello enmarcado en un contexto de tragedia y destino. La obra entretiene, y es también una profunda exploración de los conflictos emocionales y morales que definen la experiencia humana.

Jornada primera

(Menón, Zopiro hombre, de hábito en Semíramis.)

Menón: El fiero son del temeroso asalto,
que enciende y hiela los humanos pechos,
subía por el aire a lo más alto
de los eternos estrellados techos,
cuando, con amoroso sobresalto,
en medio de la armas y pertrechos
me dieron, mi dulcísima querida,
nueva de vuestra súbita venida.
Arremetía ya el abierto muro,
puestos los ojos en la gloria y fama;
pero sabiendo que llegastes, juro
que me trajo volando a vos mi llama
y, aunque el honor viniendo me aventura,
verá quien me juzgare, si me infama,
que importa más gozar de vos, mi cielo,
que cuanta gloria puede darme el suelo.
Semíramis querida, ¿es cierto, es cierto
que llegastes a ver al que os adora;
al que es sin vos un cuerpo casi muerto
que eternamente gime, pena y llora?

Semíramis: Amado esposo, alegre y dulce puerto
de mis deseos, si llegara ahorad
a ser universal reina del mundo,
al bien de veros fuera bien segundo.

Menón: Era tal el dolor de verme ausente
de vos, que sois mi bien, mi gozo i gloria;
acrecentava tanto el fuego ardiente
de mis dulces deseos la memoria,
que tuviera sin duda la inclemente
muerte ya de mi vida la vitoria,
si no esperara verme en esos ojos,
que convierten en glorias mis enojos.
No los peligros de la guerra airada
ni sus trances crueles y furiosos,
no el ver la frágil vida aventurada
en los bravos rencuentros temerosos,
no el ver de la Fortuna la enojada
cara, con mil desdenes rigurosos,
mellaran de mi pecho los azeros,
sino solo dejar, mi bien, de veros.
Y no vitorias que la guerra ofrezca,
ni prósperos sucesos y grandezas;
ni ver que mi, apellido y nombre crezca
con hazañas notables y proezas;
ni ver que la Fortuna me enriquezca
con sus mayores bienes y riquezas,
darán contento a esta alma que os adora,
sino solo gozar de vos, señora.

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm