Habladme en entrando

18.00 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para todos los pedidos

ISBN rústica tipográfica: 9788498165050

SKU: 9788499531618 Categoría: Etiquetas: , ,

Habladme en entrando es una comedia cortesana escrita por el famoso dramaturgo español del Siglo de Oro, Tirso de Molina, en 1625. Aunque Tirso es tal vez más conocido por su obra El burlador de Sevilla, que introduce la figura literaria de Don Juan, su producción fue vasta y diversa, y Habladme en entrando es un buen ejemplo de esto.
Esta obra gira en torno al tema de la educación de los hijos, un motivo que se repite en la producción dramática de Tirso de Molina y que refleja una de sus preocupaciones éticas más profundas. En Habladme en entrando, el autor expone su visión sobre el papel fundamental que desempeña la educación en la formación del carácter de los individuos y en su capacidad para hacer frente a los desafíos de la vida. A través de una trama ingeniosa y personajes complejos, Tirso de Molina aborda cuestiones sobre cómo y qué deberían aprender los niños, así como el impacto de dicha educación en su comportamiento y destino.
Esta preocupación ética y moral reflejada en Habladme en entrando es una característica destacada en muchas de las obras de Tirso de Molina. Además de proporcionar entretenimiento a través de su ingenio y habilidad para el drama, el autor utiliza sus obras para explorar temas importantes y cuestiones éticas de su tiempo.
En la línea de las comedias cortesanas, Habladme en entrando utiliza la intriga y el disfraz para retratar la vida y las costumbres de la corte española de la época. Sin embargo, como es característico en la obra de Tirso de Molina, la obra también ofrece una crítica incisiva y a veces mordaz de las normas sociales y morales de su tiempo.

Jornada primera

(Salen don Pedro de Bustos y don Alonso, su amigo, de noche, con músicos, por una parte, con un Criado con una escala, y por otra don Diego Hurtado de Mendoza, de camino, con botas y espuelas, y Juancho, vizcaíno, cargado con el cojín y la maleta en la cabeza, ridículamente vestido. Arrímanse a una parte, y mientras cantan vayan paseando el tablado don Pedro y don Alonso.)

Músicos: «Si no velaran mis ojos
no celebraran las dichas
de los que durmiendo matan,
de los que matando hechizan.
Si no durmieran los tuyos,
glorificaran su vista
los palpitantes despojos
de las más seguras vidas.
¡Ay, ay, qué desdicha!
A quien mira su alma, deja sin vida.»

Alonso: ¡Extraño recogimientol

Pedro: ¡Doña Ana, doña Ana!

Diego: Avisa,
Juancho, al mozo que las mulas
aleje donde, escondidas,
aguarden, y vente luego.

Juancho: ¿No las asas y las pringas;
aún no llegas, ya las tienes
currucamientos?

Diego: Ves aprisa.

Juancho: ¿Tienes gana de comer?
¿Cómo no las necesitas?
Juancho, matas holandeses
y ya que piensas venías
juras a Dios a matar
holandeses del barriga.
¿Cantadoreas detienen?
¡Al diablo les das venida!

(Vase Juancho.)

Diego: Ya que nos trujo la suerte
cuanto piadosa propicia
en tan dichosa ocasión,
encubramos esta esquina
hasta ver de estos galanes
el intento.

Alonso: ¿Qué? ¿Porfía
la doncelleja?

Pedro Es de suerte,
que regalos y caricias,
dádivas que son de amor
la mayor artillería,
pasando necesidades,
no han bastado a persuadirla
a que le niegue al honor
lo que su sangre le dicta.
Vengo resuelto…

Diego (Aparte.) (Esto es malo.)

Pedro …a escalar…

Diego (Aparte.) (Función indigna
de un pecho hidalgo.)

Pedro …su casa,
si piadosa no acredita
con terneza los favores
que me debe, pues me anima
mi amor, mi agravio, la noche,
no tener quién me lo impida
por estar su hermano ausente
en esta ocasión.

Alonso Pues mida
tu gusto su voluntad,
que a tu lado estoy.

(Sale Juancho.)

Juancho Retiras
mulas al mozo, la guardas
en un callejón metidas,
gruñes mozo, mulas dije
no comen paja vizcaína,
no sabe de burlas Juancho
darle en coz en la barriga;
confesión pides, bien puedes
ser su confesor.

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm