Exposición documentada que el general MacGregor dirigió al gobierno de Venezuela

9.92 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para pedidos de más de 10 euros
SKU: N/D Categoría: Etiquetas: , , ,

Gregor MacGregor, un aventurero y militar escocés, participó en la lucha por la independencia de América Latina en el siglo XIX, combatiendo junto al general venezolano Simón Bolívar. Después de la independencia de Venezuela, MacGregor regresó al país en 1838 y presentó un Memorial al Gobierno nacional solicitando su nacionalización y restauración de su antiguo rango militar. El Congreso de Venezuela respondió positivamente el 5 de marzo de ese mismo año, incorporándolo al Ejército como General de División y otorgándole la carta de naturalización, así como reconociendo parte de sus haberes militares.
En 1839, MacGregor publicó en Caracas la Exposición Documentada al Gobierno de Venezuela, en la que detallaba sus servicios y méritos durante la lucha por la independencia. Además de su actividad militar, MacGregor se dedicó a la cría del gusano de seda en ese período. Sin embargo, su vida no estuvo exenta de dificultades. El 4 de diciembre de 1845, MacGregor falleció en la ciudad de Caracas, prácticamente ciego. A pesar de ser de fe protestante, recibió un funeral con pompa y circunstancia y fue sepultado en la catedral de Caracas.
La vida y los logros de Gregor MacGregor en Venezuela son reconocidos como parte de la historia de la lucha por la independencia en América Latina. Su regreso a Venezuela en 1838, su reconocimiento por parte del Congreso y sus esfuerzos por documentar su contribución a la causa independentista forman parte del legado histórico de MacGregor en el país. Aunque su vida estuvo marcada por altibajos y desafíos, su participación en la historia de Venezuela lo convierte en una figura notable en la historia latinoamericana.

Después de una larga serie de adversidades, vuelvo al seno de mi patria adoptiva, en la confianza de que recibiré la misma hospitalidad, y mayor protección que la que se me dispense en mi primera venida. Para esto me será permitido recordar ligeramente algunos sucesos ligados íntimamente con mi existencia política.
En el año de 1811 vine de Europa a Venezuela con el objeto de establecerme en ella, y contribuir con mi persona y bienes a sostener la noble y justa causa que proclamó Caracas el 19 de Abril de 1810.
En 1812 después de haber auxiliado algunos desgraciados que experimentaban los funestos efectos del terremoto que se sintió el 12 de Marzo; cuando el Comandante Don Domingo Monteverde invadió las provincias occidentales de Venezuela, fui nombrado Coronel y Ayudante general del Ejército al mando del General Miranda; poco después Comandante general de la caballería y mas adelanto Brigadier de los ejercitos de la República, habiendo poco después de este tiempo contraído mi matrimonio con la Señora Josefa Lovern.
Terminada la campaña por la capitulación ajustada entre el General Miranda y el Comandante Monteverde, me embarqué en la Guaira con mi esposa para Curazao, dejando en Caracas casi todo mi equipaje que valía algunos 20.000 ps. en el que se hallaba una librería de cerca de 1.500 tomos, con el designio de pasar después a Cartagena, habiendo puesto en el bergantín de guerra el Celoso un oficial y algunos marineros ingleses de la corbeta de guerra de S. M. B. la Saphire que se hallaba en el puerto, a fin de que no cayese en poder de los españoles y fuese conducido a Cartagena. De esta plaza pasé al interior de la Nueva Granada, y desde Mompox acompañé al Coronel Bolívar para desalojar a los españoles de las riberas del Magdalena. En el Socorro fui nombrado Comandante general de la provincia; donde formé las milicias y discipliné un cuerpo veterano.
En 1813, conduje a Santa-Fe de Bogotá una división de las tropas del Socorro en auxilio del ejército que marchó a Popayan bajo las órdenes del Presidente Nariño, y en seguidas fui nombrado Comandante en jefe del ejército, compuesto de las tropas de Pamplona a las órdenes de su Comandante general Francisco de Paula Santander, las del Socorro, y algunas de la provincia de Tunja…

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm