Exposición del Libro de Job

4,00 

ISBN ebook: 9788498979862 Categoría: Etiquetas: ,

ISBN tapa dura: 9788499533858
ISBN rústica: 9788498163476


Fray Luis de León empezó en la cárcel la Exposición del libro de Job (1583), con rasgos biográficos. Había sido condenado por la Inquisición por traducir el Cantar de los cantares. Permaneció cinco años en prisión y fue por entonces cuando escribió este libro.
La Exposición del libro de Job, es una suma de las tradiciones bíblica y agustiniana y del neoplatonismo renacentista. Esta obra, además, muestra un poderoso dominio de la lengua española, que a juicio de fray Luis no era «dura ni pobre, sino de cera para los que la saben tratar».

Capítulo I
1. Un varón fue en la tierra de Hus, su nombre Job, y fue este varón sencillo y derecho, y temeroso de Dios y esquivador de lo malo.
2. Y naciéronle siete hijos y tres hijas.
3. Y fue su posesión siete mil ovejas, y tres mil camellos, y quinientos pares de bueyes, y quinientas asnas, y familia mucha mucho; y fue este varón grande sobre todos los hijos de Oriente.
4. Y iban sus hijos y hacían banquete en casa de cada uno su día; y enviaban y llamaban las tres hermanas suyas a comer y a beber con ellos.
5. Y era así; cuando daban su vuelta los días del banquete, enviaba Job y santificábalos, y madrugaba de mañana y alzaba ofrendas al número de todos. Porque decía Job: Si por caso pecaron mis hijos, y bendijeron a Dios en su corazón. Así hacía Job continamente.
6. Y fue un día y vinieron los hijos de Dios, y vino también Satanás entre ellos.
7. Y dijo Dios a Satanás: ¿De dónde vendrás? Y respondió Satanás a Dios, y díjole: De cercar por la tierra y de pasearme en ella.
8. Y dijo Dios a Satanás: ¿Por ventura pusiste tu corazón sobre mi siervo Job, que no como él en la tierra, varón sencillo, y recto y temeroso de Dios y esquivador de lo malo?
9. Y respondió Satanás a Dios, y dijo: ¿Por ventura de balde teme Job a Dios?
10. ¿Por ventura tú no pusiste sobre él, y sobre su casa y sobre todo lo que le pertenece a la redonda; hechuras de sus manos bendejiste, y su posesión creció en la tierra?