El duende

4.96 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para pedidos de más de 10 euros

ISBN rústica tipográfica: 9788498161571

SKU: 9788498976595 Categoría: Etiquetas: ,

El duende es una comedia de Diego Torres Villarroel, un autor español del siglo XVIII. La obra tiene elementos picarescos y una estructura cómica que destaca por su habilidad para entretener y educar a la audiencia.
La trama se centra en el personaje de Sebastiana, una mujer astuta que busca engañar a su marido. Para ello, crea una historia sobre un Duende que vive oculto en su casa y que es responsable de comer las provisiones y causar ruidos inesperados. A través de esta invención, Sebastiana trata de ocultar sus propias fechorías y manipular a su marido.
La obra juega con la superstición y la creencia en seres sobrenaturales como el Duende, comunes en la tradición popular de la época. La figura del Duende sirve como un recurso literario que permite explorar temas como el engaño, la manipulación y las relaciones de pareja.
El duende también ofrece un retrato de la sociedad de su tiempo, reflejando las normas y valores sociales, así como las tensiones y contradicciones presentes en la vida conyugal y familiar. La figura de Sebastiana, con su ingenio y picardía, se convierte en un símbolo de la astucia y la capacidad de adaptación en un mundo dominado por los hombres.

El duende

(Saldrá el Sacristán y Sebastiana con una luz.)

Sacristán: Tengamos fandangorum, alegrías
y papatoria, Sebastiana mía.
Yo te quiero, te quiero sin mudanza,
de corazón, de estómago y de panza.

Sebastiana: Ya no puede tardar ese menguado 5
de Mamarria, y el chasco que has pensado
del duende, hemos de darle. Así conviene
castigarlo.

Mamarria: (Dentro.) ¡Ah, mujer…!

Sebastiana: Pero ya viene.

Mamarria: ¡Ah, mujer! ¡Ah, mujer!, abre al instante,
que yo me vuelvo perro o estudiante, 10
según mis ganas. Abre aprisa, digo,
que el hambre me taladra hasta el ombligo.
¡Ah, Bastiana, Bastiana!

Sebastiana: Aguarda un poco.
Apaguemos la luz, y entre este loco,
y apenas haya entrado el mazacote, 15
ánimo, sacristán, y ande el garrote.

(Apagan la luz, abre Sebastiana la puerta y entra tanteando Mamarria.)

Mamarria: San Buen Ladrón, qué oscuro.

Sebastiana: Alza la zanca,
si no quieres pegarte con la tranca.

Mamarria: ¿Por qué la picarona no ha traído
luz al señor Mamarria, su marido? 20

Sebastiana: Calla: ya de decirlo estoy podrida,
que el duende no me deja cosa viva;
no hice más esta noche que traerla
y el duende la apagó.

Mamarria: Pues encenderla.

Sebastiana: ¿Qué avechucho es el duende, o qué demonio, 25
que tanto nos joroba?

(Dale el Sacristán un porrazo.)

Mamarria: ¡San Antonio!
¿Quién me llama a la espalda?

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm