El árbol del mejor fruto

20.00 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para todos los pedidos

ISBN tapa dura: 9788498973396
ISBN rústica tipográfica: 9788498164923

SKU: 9788498971927 Categoría: Etiquetas: , ,

El árbol del mejor fruto es una pieza teatral de Tirso de Molina que encierra una compleja simbología y tradición con respecto a la cruz en la que murió Jesús. De esta obra, se desprenden algunas interpretaciones posibles, sobre todo arraigadas al concepto que se tenía de los judíos en el siglo XVII.
El árbol del mejor fruto está formado por 3.226 versos de distintas métricas. El primer acto comienza con la acción inmediata que nos presenta al César Constantino. Este muere a manos de unos bandidos que impiden seguir su camino a Grecia para concretar su matrimonio con Irene. Valiente y con coraje, Constantino pierde la vida contra dicha horda de bandoleros, no sin antes advertirles de la magnitud de su crimen.

Jornada primera

(Salen con máscaras Clodio, Melipo y Peloro, bandoleros, acuchillando a Constantino, de camino, y Andronio.)

Clodio: Rendíos, caballeros,
que somos cuatrocientos bandoleros.

Melipo: ¿Qué habéis de hacer tan pocos
contra tantos, si no es que venís locos?

Constantino: Yo no rindo la espada
a quien la cara trae disimulada.
Quien de ella no hace alarde,
traidor es, y el traidor siempre es cobarde;
que, en fin, entre villanos,
cuando las caras sobran, faltan manos;
y será afrenta doble
que se rinda a quien no conoce un noble;
pues ser traidor intenta
quien descubrir la cara juzga afrenta.

Peloro: ¡Mataldos, caballeros!

Constantino: Mal conocéis, villanos, los aceros
que aqueste estoque animan.

Andronio: Porque no te conocen, no te estiman.
Diles quién eres.

Constantino: Calla,
cobarde, que es honrar esta canalla
mostrar tenerlos miedo.
Cincuenta somos, y el valor que heredo,
basta.

Andronio: ¡Qué desatino!

Constantino: Villano, ¿es bien que tema Constantino
a cuatro salteadores,
cuando besan sus pies emperadores?
¡Mueran los foragidos!

Todos: ¡A ellos!

Peloro: Pocos son, pero atrevidos.

(Métenlos a cuchilladas.)

Constantino: (Dentro.) ¡Ay, Irene querida!
muerto soy.

Clodio: (Dentro.) Por callar, pierdes la vida.

Andronio: (Dentro.) Romanos, de la muerte
huyamos, que no es cuerdo el que por fuerte
la fortuna provoca,
que la temeridad pierde por loca.

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm