El antecristo

20.00 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para todos los pedidos

ISBN rústica ilustrada: 9788499535852
ISBN tapa dura: 9788499538990
ISBN rústica tipográfica: 9788498161731

SKU: 9788498977035 Categoría: Etiquetas: , ,

El personaje protagonista de El antecristo es una figura demoníaca con rasgos propios del antihéroe trágico griego. Ello dota a esta obra de una extraordinaria modernidad, preludio de lo que será tiempo después, la literatura romántica. El antecristo es una manifestación práctica de la nueva forma de dramaturgia que proponía Félix Lope de Vega.
Desde su publicación El antecristo no ha estado exenta de polémica. En ese momento porque se equiparaba, en contenido y originalidad, con la obra de Juan Ruiz de Alarcón del mismo nombre y, en estudios posteriores, porque se debate constantemente su posible autoría y su calidad literaria.
Es famoso el enfrentamiento de Lope de Vega con su enemigo Ruiz de Alarcón. Se cuenta que en 1623, el día del estreno de la obra del autor mexicano, Lope derramó en el patio de comedias una especie de aceite pestilente. Según otras versiones, lo vertió en las candilejas lo que hizo que muchos de los asistentes se desmayaran.
Este acto de Lope parece que fue incitado por las similitudes que la comedia de Ruiz de Alarcón tenía con la obra de Lope, al tratar el mismo tema bíblico.

Jornada primera

(Sale Titán solo, vestido de pieles, haciendo admiración.)

Titán: ¿En qué interno lugar, en qué caverna
del centro oscuro he yo vivido oculto,
que ignoro el ser que me acompaña y rige?
¡Cielos! ¿Quién soy? ¿quién me gobierna y manda?
¿En qué regiones del abismo inmenso
he tenido lugar, o de qué suerte
he sido alimentado ¡oh etéreo solio!
que en cumbres; de zafir tienes asiento?
Declárame la duda de mi vida
para que deste laberinto salga:
yo conozco las causas más ocultas;
infiero el movimiento de los cielos,
los astros, los planetas; y en la tierra
hago parar los aires, y del fuego
mudar el natural; los elementos
admiran el principio de mi aliento;
el planeta mayor, que las celestes
cumbres esmalta con doradas lumbres,
hago que se suspenda en su carrera,
y en la primera esfera haré a la Luna
su natural mudanza se detenga.
Yo, que tengo noticia de las ciencias,
con tantas experiencias lo sé todo.
mas no he sabido el modo cómo pueda
saber quién soy: excede mi tormento
el fabuloso cuento del que al cielo
lleva el peñasco loco en su desvelo:
que pues es la verdad lo que en mí veo,
en vano es mi deseo; que sin duda
yo soy el mismo Dios, pues una causa
reconocen las causas más remotas,
y esta causa he de ser, pues no hay alguna
que se iguale al valer de mi fortuna.
¡Oh mar, oh fuego, oh aire, oh madre tierra!
Si no soy su hacedor, ¿por qué me niega
que ignore el ser que su ser me ha dado,
porque pueda salir deste cuidado?

(Parece en tramoya la Luna en un caballo, y desciende de lo alto a lo bajo.)

Luna: Escucha, bestia feroz,
opuesto del mismo cielo;
que movida de tus voces
a satisfacerte vengo.
Escuchen lo que te digo
todos los cuatro elementos,
porque no ignoren la causa
de aqueste nuevo portento.
Tú naciste en Babilonia
de tan bajo nacimiento,
pues que del tribu de Dan
desciende tu ser primero.
No del tribu de Judá
naciste, en que otro sujeto
superior a los humanos
tomó carne siendo Verbo.
Que como has de ser tirano,
contrario al Criador inmenso,
porque en todo lo parezcas
es tu sangre un contrapuesto.

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm