Cuentos de Marineda

9.92 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para pedidos de más de 10 euros

ISBN rústica tipográfica: 9788499538150

SKU: 9788490077467 Categoría: Etiquetas: , , ,

Emilia Pardo Bazán escribió más de 600 cuentos. Continuamente suceden en Marineda o en algún otro lugar de la Galicia rural.
Cuentos de Marineda (1892) es un documento a través de la ficción de la problemática rural y urbana de la Galicia de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX. Estos cuentos proporcionan muchos datos para estudiar la vida gallega de la época. Son un compendio de costumbres, problemas, preocupaciones y creencias del campesinado gallego.
En estos relatos, doña Emilia trata temas tan vigentes como los problemas de la tierra, el campesinado, el caciquismo, la emigración, etc.
El paisaje en Pardo Bazán está siempre influido por la visión del espacio gallego. En este sentido hay que diferenciar dos ámbitos. Por un lado, su visión urbana de Galicia, sobre todo de La Coruña, ciudad a la que bautizó con el nombre ficticio de Marineda.
Tampoco se olvida en Cuentos de Marineda de otras grandes ciudades como Santiago o Lugo, aunque sea en La Coruña donde desarrolle la mayor parte de su trama ficticia urbana.
La propia Emilia lo explica en su prólogo de La Tribuna:

«Quien desee conocer el plano de Marineda, búsquelo en el atlas de mapas privados […].»

Mientras residí en la corte desempeñando mi modesto empleo de doce mil en las oficinas de Hacienda, pocas noches recuerdo haber faltado al paraíso del teatro Real. La módica suma de una peseta cincuenta, sin contrapeso de gasto de guantes ni camisa planchada —porque en aquella penumbra discreta y bienhechora no se echan de ver ciertos detalles—, me proporcionaba horas tan dulces, que las cuento entre las mejores de mi vida.
Durante el acto, inclinado sobre el antepecho o sobre el hombro del prójimo, con los ojos entornados, a fuer de dilettante cabal, me dejaba penetrar por el goce exquisito de la música, cuyas ondas me envolvían en una atmósfera encantada. Había óperas que eran para mí un continuo transporte: Hugonotes, Africana, Puritanos, Fausto, y cuando fue refinándose mi inteligencia musical, El Profeta, Roberto, Don Juan y Lohengrin. Digo que cuando se fue refinando mi inteligencia, porque en los primeros tiempos era yo un porro que disfrutaba de la música neciamente, a la buena de Dios, ignorando las sutiles e intrincadas razones en virtud de las cuales debía gustarme o disgustarme la ópera que estaba oyendo. Hasta confieso con rubor que empecé por encontrar sumamente agradables las partituras italianas, que preferí lo que se pega al oído, que fui admirador de Donizetti, amigo de Bellini, y aun me dejé cazar en las redes de Verdi. Pero no podía durar mucho mi incipiencia; en el paraíso me rodeaba de un claustro pleno de doctores que ponían cátedra gratis, pereciéndose por abrir los ojos y enseñar y convencer a todo bicho viviente.

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm