Cuatro milagros de amor

18.00 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para todos los pedidos

ISBN tapa dura: 9788411261838
ISBN rústica tipográfica: 9788498160758

SKU: 9788498975512 Categoría: Etiquetas: , ,

En Cuatro milagros de amor, Antonio Mira de Amescua explora las complejidades del amor y del deseo, enmarcado en la tradición teatral del Siglo de Oro español. La obra, escrita entre 1629 y 1631, sigue a varios personajes mientras andan por las aguas turbulentas de las emociones humanas y las presiones sociales.
La obra comienza con una conversación entre Lucrecia y su escudero Gómez, que preparan la llegada de doña Ana e Inés. La tensión entre el deber y el deseo se establece rápidamente en los diálogos entre Lucrecia y doña Ana. Aunque Lucrecia es persuadida para considerar el matrimonio, ella misma ha experimentado los caprichos del amor y ha llegado a desconfiar de sus impulsos emocionales. Este conflicto interno se convierte en el motor que impulsa la obra hacia adelante.
Uno de los aspectos más notables de la obra es su habilidad para combinar la seriedad de los temas que aborda con un agudo sentido del humor. Gómez, el escudero, proporciona alivio cómico y también sirve como un observador perspicaz de los dilemas humanos. Sus comentarios, a menudo expresados de manera poética, añaden una capa adicional de complejidad a la obra.
La obra también destaca por su lenguaje, que es poético y profundamente humano. Mira de Amescua utiliza una variedad de recursos estilísticos para llevar a la vida las emociones y pensamientos de sus personajes. La elección del vocabulario y la estructura de las frases reflejan los cambios emocionales que los personajes experimentan, haciendo que el texto sea tan dinámico como la acción en el escenario.
Cuatro milagros de amor narra la eterna lucha entre el corazón y la mente, entre el deseo y el deber. Lucrecia se encuentra atrapada entre estos dos mundos, y su viaje emocional es un espejo a través del cual examinamos nuestras propias vulnerabilidades y fortalezas.
Esta es una obra rica y compleja que aborda temas universales a través de una poética barroca. Con personajes bien dibujados, diálogos agudos y una trama que equilibra la tensión emocional con momentos de alivio cómico, esta obra ofrece una visión profunda de las complejidades del amor humano. Es un testimonio de la habilidad de Mira de Amescua como dramaturgo y un valioso aporte a la literatura del Siglo de Oro.

Jornada primera

(Salen Lucrecia, Gómez y Aldonza.)

Lucrecia: Gómez, salga a recibir
a doña Ana; que ya ha entrado.

Gómez: Mucho el alba ha madrugado.

Lucrecia: ¿Siempre está para decir
impertinencias?

Gómez: Señora,
¿cuándo ha sido impertinente
hablar poéticamente?

Lucrecia: Siempre lo fue, y más agora.

Gómez: Venga en buen hora el valor
que esta casa estima y precia.

(Salen doña Ana e Inés por otra puerta.)

Ana: ¿Siempre está, doña Lucrecia,
vuestro escudero de humor?

Lucrecia: No le puedo ir a la mano.

Gómez: (Aparte.) (A la lengua ha de decir.)

Lucrecia: ¿Me venís a persuadir
lo que otras veces?

Ana: Si es sano
mi consejo, ¿no queréis,
amiga, que os persuada?
Mejor estaréis casada.
Hacienda y sangre tenéis,
juventud y gallardía.
Lucrecia, tomad estado.
Vuestro tío me ha enviado.

Lucrecia: Doña Ana, en vano porfía
el consejo de mi tío.
Propóneme un caballero
a quien me incliné primero,
y usando de mi albedrío
le aborrecí y olvidé,
venciendo la inclinación
con la luz de la razón.

Ana: Decid, ¿cómo?

Lucrecia: Sí, diré.
Antes que el Sol madrugase
en las auroras de mayo,
cuidando de mi salud
muchas veces salí al campo,
y como suelen decir
que alienta sobre el blanco
cualquier color fácilmente.
aunque sea extraordinario,
yo llevaba en blanco el pecho,
sin amoroso cuidados;
y dispuesto a que el Amor
hiciese en él algún rasgo.
En Término de pintores,
llevaba el pecho imprimado
para que el Amor hiciese
algún dibujo gallardo.
Una, pues, de estas mañanas
entre las fuentes del Prado,
donde trepan los cristales
por columnas de alabastro,
airoso vi a un caballero
haciendo mal a un caballo,
tan fogoso que a no ser
repetido en los teatros,
dijera que era cometa,
o relámpago animado,
o que fue aborto del Betis,
ni bien bruto, ni bien rayo.

Fragmento de la obra

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm