Constitución para la Confederación Granadina de 1858

9.92 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para pedidos de más de 10 euros

ISBN rústica ilustrada: 9788499537603

SKU: 9788498973594 Categoría: Etiquetas: , , ,

La Constitución para la Confederación Granadina de 1858 representa un hito en la historia política de la región que hoy conocemos como Colombia. Redactada y promulgada por el Senado y la Cámara de Representantes de la Nueva Granada, esta Constitución surgió del Acto Legislativo del 10 de febrero de 1858, que reformó y añadió al Artículo 57 de la Constitución previa. El documento establecía la estructura política de la Confederación Granadina, una entidad federal compuesta por los Estados de Antioquia, Bolívar, Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Magdalena, Panamá y Santander.
Promulgada bajo la protección de «Dios Omnipotente, Autor y Supremo Legislador del Universo», la Constitución del 22 de mayo de 1858 delineó las bases para una nación soberana, libre e independiente, confederada a perpetuidad bajo el nombre de «Confederación Granadina». Este documento legal fue crucial en definir los límites territoriales de la Confederación, que correspondían a los del Virreinato de Nueva Granada en 1810, y estableció las relaciones fronterizas con Venezuela, Guatemala, Brasil y Ecuador.
La Constitución también definió la ciudadanía en la Confederación Granadina, estableciendo que eran granadinos todos los nacidos en el territorio confederado, los hijos de granadinos nacidos en el extranjero, los naturalizados y aquellos que, aunque no cumplieran con estos criterios, tuvieran las cualidades de granadinos según la Constitución de 1853. Además, se precisó quiénes eran considerados granadinos de nacimiento, incluyendo a los colombianos que habían prestado servicios al gobierno nacional.
Otro aspecto importante de la Constitución era la definición de los derechos y responsabilidades de los ciudadanos. Se estableció que los ciudadanos aptos para votar o ser elegidos para cargos públicos eran los varones granadinos mayores de 21 años, así como los menores de esa edad si estaban o habían estado casados. La ciudadanía podía suspenderse solo en caso de condena criminal o por enajenación mental.
Esta Constitución, aunque reemplazada posteriormente por la Constitución política de los Estados Unidos de Colombia de 1863, fue un paso significativo hacia la consolidación del federalismo en la región y marcó un periodo importante en la evolución constitucional y política de Colombia. Su promulgación fue un reflejo de los cambios sociales y políticos que se estaban produciendo en el país y en la región durante el siglo XIX.

22 de mayo de 1858

CONSTITUCIÓN POLÍTICA PARA LA CONFEDERACIÓN GRANADINA.
El Senado y la Cámara de Representantes de la Nueva Granada reunidos en Congreso:
En uso de la facultad que concede al Congreso el Acto Legislativo de 10 de febrero de 1858, reformando y adicionando el Artículo 57 de la Constitución; y,
CONSIDERANDO:
Que en consecuencia de las variaciones hechas en la organización política de la Nueva Granada por los actos legislativos que han constituido en ella ocho Estados federales, son necesarias disposiciones constitucionales que determinen con precisión y claridad las atribuciones del Gobierno general y establezcan los vínculos de unión que deben ligar a los Estados;
BAJO LA PROTECCIÓN DE DIOS OMNIPOTENTE, AUTOR Y SUPREMO LEGISLADOR DEL UNIVERSO,
Han venido en acordar y decretar la siguiente: Constitución Política para la Confederación Granadina.

Capítulo I. De la Nación y de los individuos que la componen

Artículo 1. Los Estados de Antioquía, Bolívar, Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Magdalena, Panamá y Santander, se confederan a perpetuidad, forman una Nación soberana, libre e independiente, bajo la denominación de «Confederación Granadina», y se someten a las decisiones del Gobierno general, en los términos que se establecen en esta Constitución.
Artículo 2. Los límites del territorio de la Confederación Granadina son los mismos que en el año de 1810 dividían el territorio del Virreinato de Nueva Granada del de las Capitanías generales de Venezuela y Guatemala, y del de las posesiones portuguesas del Brasil, por la parte meridional son provisionalmente, los designados en el Tratado celebrado con el Gobierno del Ecuador en 9 de julio de 1856, y los demás que la separan hoy de aquella República.
Artículo 3. Son granadinos:
1. Todos los nacidos o que nazcan en el territorio de la Confederación;
2. Los que nazcan en territorio extranjero de padres granadinos;
3. Los que obtengan carta de naturalización; y,
4. Los que no estando comprendidos en los incisos anteriores, tengan las cualidades de granadinos, según la Constitución de 1853.
Artículo 4. Se consideran como granadinos de nacimiento:
1. Los nacidos o que nazcan en el territorio de la Confederación, y los hijos de granadinos nacidos o que nazcan en territorio extranjero; y,
2. Los colombianos que habiendo prestado sus servicios al Gobierno nacional, llevan hoy el título de granadinos.
Artículo 5. Son ciudadanos hábiles para elegir o ser elegidos para los puestos públicos de la Confederación, conforme a esta Constitución, los varones granadinos mayores de veintiún años, y los que no teniendo esta edad sean o hayan sido casados.
Parágrafo. La ciudadanía no se suspende sino por haber sido condenado en causa criminal, o por enajenación mental.

Fragmento del texto

 

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm