Constitución de Guatemala de 1825

15.22 IVA incluido

  • Ediciones personalizables
  • Devoluciones sin coste durante 30 días
  • Reembolsos sin complicaciones
  • Envíos gratuitos para todos los pedidos

ISBN rústica ilustrada: 9788499533698
ISBN tapa dura: 9788411260190

SKU: 9788498971651 Categoría: Etiquetas: , , , ,

La Constitución de Guatemala de 1825 es un documento histórico y legal de gran relevancia para entender la evolución político-constitucional de Guatemala y, en un contexto más amplio, de la República Federal de Centroamérica. Promulgada el 11 de octubre de 1825, esta Constitución surgió de una Asamblea del Estado convocada en La Antigua Guatemala el 15 de septiembre de 1824. Fue concebida para complementar la constitución de la República Federal de Centroamérica, de la cual Guatemala formaba parte en ese momento.
Lo que destaca en esta Carta Magna es el reconocimiento de Guatemala como un estado soberano, independiente y libre. Esta declaración es significativa porque, aunque Guatemala formaba parte de una Federación con otros países de la región, mantuvo su autonomía y libertad a nivel estatal.
La Constitución de 1825 también es notable por los derechos fundamentales que garantiza. Entre ellos se encuentran la libertad de emisión del pensamiento, la libertad de acción y el derecho de petición. Estos derechos sentaron las bases para las futuras estructuras legales y políticas de Guatemala y jugaron un papel crucial en la formación de una sociedad más democrática y abierta.
A pesar de su importancia, esta Constitución también debe ser vista en el contexto de su tiempo, un período lleno de experimentación política y cambios sociales. Aunque sentó precedentes en ciertos aspectos, también era producto de las limitaciones y desafíos de su época.
Constitución de Guatemala de 1825 es un documento esencial para entender el panorama político y social de Guatemala en su búsqueda de autonomía y derechos civiles. No solo se trata de un documento que establece la estructura legal y política del Estado de Guatemala, sino que también refleja las aspiraciones y desafíos de una nación joven que estaba definiendo su identidad en un ambiente complejo y cambiante. Es una lectura obligatoria para cualquier persona interesada en la historia política y legal de Guatemala y de la región centroamericana.

Primera Constitución de 1825
(11 de octubre de 1825)
Los representantes del pueblo de Guatemala congregados en Asamblea, autorizados plena y legalmente por nuestros comitentes, y por el pacto de la confederación Centroamérica, para dar la ley fundamental que debe regir al Estado, asegurarle en sus derechos, y afianzar los del hombre y del ciudadano, decretamos y sancionamos lo siguiente:

Título I. Del Estado, sus derechos, garantías particulares, y del territorio

Sección primera. Del Estado y sus derechos
Artículo 1. El Estado conservará la denominación de Estado de Guatemala.
Artículo 2. Forman el Estado los pueblos de Guatemala reunidos en un solo cuerpo.
Artículo 3. El Estado de Guatemala es soberano, independiente y libre en su gobierno y administración interior.
Artículo 4. Limita estos derechos el pacto de unión que celebraron los Estados libres de Centroamérica en la Constitución federativa de 22 de noviembre de 1824; pero corresponde al Estado de Guatemala todo el poder que por la misma Constitución no estuviere conferido a las autoridades federales.
Artículo 5. Ningún individuo, ninguna reunión parcial de ciudadanos, ninguna fracción del pueblo puede atribuirse la soberanía, que reside en la universalidad de los ciudadanos del Estado.
Artículo 6. Los funcionarios investidos de la autoridad legislativa, ejecutiva y judiciaria, son dependientes del Estado y responsables a él en los términos que prescribe la Constitución.
Artículo 7. Ninguna autoridad del Estado es superior a la ley; por ella ordenan, juzgan y gobiernan las autoridades, y por ella se debe a los funcionarios respeto y obediencia.
Artículo 8. Delegando el Estado el ejercicio de los poderes legislativo, ejecutivo y judiciario, conserva la facultad de nombrar constitucionalmente sus funcionarios.
Artículo 9. Ningún oficio público es venal ni hereditario.
Artículo 10. El Estado no reconoce condecoraciones, ni distintivos hereditarios; tampoco admite vinculaciones.

(…)

Dada en la ciudad de Guatemala a once de octubre de mil ochocientos veinticinco. 5.º 3.º

Fragmento del texto

 

 

Encarga una edición crítica a medida

Con Linkgua Ediciones puedes encargar ediciones críticas de nuestros libros clásicos que incluyan tus notas, índices y glosarios. Llena este formulario con tu propuesta. Te responderemos en menos de 24 horas.*

* No hacemos autoedición. Las ediciones críticas por encargo son solo de libros de nuestro catálogo.

Estos son los formatos y dimensiones de nuestros libros:

AltoAncho
Rústica tipográfica148 mm210 mm
Rústica ilustrada149 mm210 mm
Tapa dura152 mm228 mm