Código Negro

ISBN CM: 9788411268271
ISBN rústica: 9788499537511


Se llamó Código Negro a un conjunto de medidas de castigo para las personas de raza negra emitidas temporalmente en situaciones de emergencia. Los Códigos Negros se aplicaron en las colonias españolas. El presente se promulgó en Puerto Rico, por Juan Prim, entonces gobernador de la isla. Este código pretendió prevenir la rebeliones de esclavos.
El Código Negro de Prim seguía una larga tradición de medidas racistas y represivas en contra de la raza africana en Puerto Rico. En el año 1812, Salvador Meléndez y Bruna, entonces gobernador de Puerto Rico, prohibió el mero hecho de promover la abolición de esclavitud, entre otras represalias mucho más duras. Parecía existir un miedo a una rebelión o revolución masiva de negros.
El militar español Juan Prim fue nombrado capitán general de Puerto Rico en octubre de 1847. Su mando duró solamente hasta julio de 1848, pero fue suficiente para implementar un temible y terrible «Código Negro». Mediante duras represalias intentó impedir la rebelión de los esclavos puertorriqueños.
El Código negro de Prim autorizaba a los dueños de esclavos el castigarlos a su gusto, en casos de intento de escape, pues servía para

«evitar que los demás sigan su ejemplo».

El sistema tenía que proteger la supremacía blanca. Esto significa que todos los negros, no solamente los esclavos, estaban bajo control legal pues eran una amenaza. Prim comienza estableciendo penas a los delitos que

«cometan los individuos de raza africana residentes en la isla, sean libres o esclavos».

Esta primera referencia establece con claridad que no se trata de un sistema de control de los esclavos solamente. Los negros libres también estarían sometidos al control colonial.
El artículo primero, establece que los delitos cometidos por «individuos de raza africana» se juzgarían en un tribunal militar con jurisdicción exclusiva. Este aspecto deja claro que el esclavo o el libre no es un ciudadano, miembro del cuerpo político.
El artículo segundo, establece que si un «individuo de raza africana» libre o esclavo, «hiciere armas contra los blancos» será «pasado por las armas». Debemos notar es que Prim ordena que, si un negro usa armas contra los blancos, sin importar si su acto se justifica, sea ejecutado.
Según este bando el uso de armas por parte del esclavo contra el blanco «justificada que sea la agresión» suponía la pena de muerte.
Cuando se trate de un negro libre, se aplicaría la mutilación como castigo. El bando de Prim establece que si el agresor fuere libre «se le cortará la mano derecha». Sin embargo, este mismo documento establece que si el blanco fuera herido por el negro, entonces se aplicará la pena de muerte.
El Código Negro de Prim pone en evidencia el poder de la supremacía blanca que se construyó sobre la exclusión y deshumanización del negro. También pone en evidencia las profundas conexiones entre la supremacía blanca y el colonialismo.