Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María

1,00 

ISBN ebook: 9788498971200 Categoría: Etiquetas: ,

ISBN rústica: 9788498162417


Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión de su fijo Jesuchristo es un poema de Gonzalo de Berceo. En él narra cómo la Virgen se le apare­ce a San Bernardo y le explica su pena por la muerte del Hijo.
Berceo es el primer poeta castellano de nombre conocido. Con él se inicia el mester de clerecía, pero el cuidado de la métrica que este mester exige, la sujeción a la cuaderna vía, no excluye una preocupación por hacer inteligible a sus oyentes y lectores los temas religiosos dominantes en toda su obra.

Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión

1. En el nomne preçioso de la Sancta Reyna,
De qui nasçió al mundo salut e meleçina,
Si ella me guiasse por la graçia divina,
Querria del su duelo componer una rima.

2. El duelo que sufrió del su sancto criado,
En qui nunqua entrada non ovo el peccado,
Quando del su conviento fincó desemparado:
El que nul mal non rizo, era muy mal iuzgado.

3. Sant Bernalt un buen monge de Dios mucho amigo
Quiso saber la coita del duelo que vos digo;
Mas él nunqua podio buscar otro postigo,
Si non a la que disso Gabriel: Dios contigo.

4. Non una vez ca muchas el devoto varon,
Vertiendo vivas lagrimas de firme corazon
Façie a la Gloriosa esta petiçion,
Que ella enviasse la su consolaçion.

5. Diçie el omne bueno de toda voluntat:
Reyna de los çielos de grant autoridat,
Con qui partió Messias toda su poridat,
Non sea defeuzado de la tu piedat.

6. Toda sancta eglesia fará dent grant ganançia,
Abrá maior verguenza ante la tu substançia,
Sabran maiores nuevas de la tu alabançia
Que non renunçian todos los maestros de Françia.

7. Tanto podió el monge la razon afincar
Que ovo a los çielos el clamor a purar:
Disso Sancta Maria: pensemos de tornar,
Non quiere esti monge darnos ningun vagar.

8. Desçendió la Gloriosa, vino a la posada
Do oraba el monge la capiella colgada:
Dissoli: Dios te salve, la mi alma lazdrada,
Por a ti dar confuerto e fecha grant llamada.

9. Duenna, disso el monge: si tu eres Maria,
La que de las tus tetas mamantest a Messia,
Io a ti demandaba, en esso contendia,
Ca toda en ti iaçe la esperanza mia.

10. Fraire, disso la duenna, non debdes en la cosa:
Io so donna Maria de Iosep la esposa:
El tu ruego me trae apriessa e cueitosa,
Quiero que compongamos io e tu una prossa.

Fragmento de la obra