Valor, agravio y mujer

Ana Caro

No es común encontrar en nuestros escenarios la perspectiva de una dramaturga del Siglo de Oro.
Doña Ana Caro Mallen de Soto (1590-1646) fue, durante mucho tiempo, una autora prácticamente olvidada. Sin embargo, en el siglo XVII, sus colegas masculinos la honraron llamándola «la décima musa sevillana», reconociendo así su notable contribución a la literatura y el teatro de su época.
La obra de Caro nos brinda la oportunidad de explorar nuevos enfoques sobre temas que otros autores han abordado, permitiéndonos así apreciar la fuerza de la voz femenina en el siglo XVII y cómo esta voz satiriza comportamientos masculinos.

Leonor: La heroína que desafió a Don Juan

En Valor, agravio y mujer, una de las cuatro obras teatrales maduras que han llegado hasta nosotros de Ana Caro de Mallén (dos comedias y dos autos sacramentales), se desmantela el mito del seductor de mujeres a través del humor y la sátira, más que mediante un juicio moral. En esta trama, Doña Leonor, quien ha sido engañada por Don Juan, emprende un viaje a Flandes en busca de venganza para restaurar su honor. Este viaje está lleno de peripecias, duelos de espada y un toque de humor, a medida que Doña Leonor se da cuenta de que la venganza no es la mejor elección y que el concepto de honra pertenece a un pasado ya superado.

Una voz femenina en el Siglo de Oro

En Valor, agravio y mujer, la autora no solo entretiene al público con su talento cómico, sino que también lanza una crítica a la posición subordinada que las mujeres ocupaban en el orden social de su tiempo.
A través de la travesía de Leonor, quien se disfraza de hombre para buscar justicia y venganza, Caro desafía las normas de género y pone en tela de juicio la desigualdad de género existente en la sociedad de su época.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *