Hemos recuperado la vieja idea de hacer un Diccionario. Solo que ahora, casi diez años después, podemos introducir herramientas de Inteligencia Artificial. La idea es usar LK para generar un vocabulario inteligente, un conjunto de definiciones que pueden conformar un campo de saber y en las que es posible navegar siguiendo una lógica.

Los editores gestionan el contenido desde estas ventanas y LK genera enlaces, navegación e historiales inteligentes en las páginas y documentos que se indiquen. Así las ediciones críticas se convertirían en hipertextos y los lectores podrían viajar a través de un concepto por diferentes libros, y contenidos multimedia.

También es posible elegir qué fuentes (o canales) de información aportarán contenidos multimedia o documentos relacionados.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *